. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.
  solapa guia eclesiastica prensa plan compartir solapa_organismos . . .
cabezal_organismo  
. . . . . .
.
    .
icono_cruz -VIDA ARQUIDIOCESANA .
. .
.
.
.

 

.
.
.
.
. . . .
. . . .
. . . .
 


seminariomenor

brillo

  .
. . . .

Seminario Menor Arquidiocesano
“Nuestra Señora de Itatí”

Dirección: Estados Unidos 455
Teléfono: 0379 - 4422867
Rector:
Prefecto Formador:


2010: 70° ANIVERSARIO DEL SEMINARIO

El 15 de junio de 1924, fiesta de la Santísima Trinidad, se menciona en la “Letras de Erección del Seminario Diocesano” el anhelo ferviente de instituir un Seminario propio, lo que fue posible gracias a las plegarias de donativos de la comunidad cristiana. Nació así, bajo el amparo de Nuestra Señor de Itatí, con escasos recursos materiales pero con plena confianza en el auxilio de Dios, el Seminario Diocesano de Corrientes, instituyéndose en sus comienzos en el edificio del Santuario de Itatí, sujeto a lo establecido en el Concilio de Trento, Código de Derecho Canónico y Decretos del Concilio Plenario de la América Latina.

Su objetivo era la formación del Clero propio donde la educación moral domine la formación de los alumnos. En cuanto a la instrucción científica se ajustó al Plan de Estudios del Papa Pío X y a las necesidades de nuestra Iglesia y sus fieles.

Según lo establecido en las Constituciones del Seminario Diocesano de Corrientes, la Dirección corresponde al Obispo, quien tiene el derecho exclusivo de nombrar y destituir las autoridades internas y, de acuerdo, el Rector, son subalternas. El Rector, encargado de la dirección interina, es ayudado por un Prefecto General en la parte disciplinaria, en lo científico por los profesores, en la administración por el ecónomo y en la Piedad, por el Director Espiritual (en la actualidad, por primera vez, el Seminario solo cuenta con Rector).

La fiesta de Erección Canónica se realizó el 17 de julio de 1924 en el Templo, con la Imagen gloriosa de María presidiendo en acto.

El presbiterio ocupado por el Sr. Obispo , monseñor Luis María Niella, rodeado por los alumnos, personal directivo y docentes del Seminario y el Templo repleto de fieles.

Posteriormente, viendo el crecimiento de la Iglesia de Corrientes, monseñor Francisco Vicentín aunó esfuerzos con el clero para concretar un sueño, formar sus propios sacerdotes, lo que a su vez favorecería la formación del Seminarista, teniendo en cuenta el ámbito socio-cultural, el contacto con la familia y la propia realidad eclesial en la que posteriormente servirían.

Dicho sueño comenzó a concretarse el 1° de julio de 1939 con la colocación de la Piedra Fundamental, en al rivera del caudaloso Río Paraná, en un predio de 6 hectáreas comprendido entre las calles Quintana, Chacabuco y Estados Unidos.

Al año siguiente, el día 13 de abril de 1940, se inaugura la Planta Baja del Seminario con lo cual comienza su actividad. Se estableció como Patrono de la Capilla del Establecimiento al Sagrado Corazón de Jesús, y como titular de la casa a la Virgen de Itatí. Para el año 1942, al completarse la ampliación del edificio, habilitándose dos dormitorios, albergaba a su sombra un número apreciable de aspirantes al sacerdocio.

En sus inicios los ….cursaban sus estudios en una Institución Salesiana, hasta que por Decreto 4093/64 se reconoce y aprueba el Ciclo Básico y Bachillerato Común. Por el año 1982, por Resolución 218/82 se modificó el Plan de estudios del Bachillerato y por Decreto 2785/85 se incorpora al presupuesto del Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Provincia. 

En el año 1998 se comienza a implementar en forma paulatina y progresiva la Ley Federal de Educación 24195 con la apertura del Tercer Ciclo de la Educación General Básica según Resolución Ministerial 321/98.

Con la transformación educativa propuesta por la Nueva Ley, el Seminario preocupado por la situación social del país y la vida cristiana, previo análisis y consulta, decide ampliar su servicio educativo a alumnos externos no seminaristas, conviviendo, a partir de entonces el régimen de alumnos seminaritas y alumnos varones para familias cristianas. 

Este proceso de transformación nos comprende a implementar a partir de 2002 el Nivel Polimodal con Orientación en Humanidades y ciencias Sociales, que sería la Modalidad y la razón de ser del Seminario Arquidiocesano “Nuestra Señora de Itatí” I.S.2.

Con la apertura a los alumnos no seminaristas, cada año fue mayor la población escolar y las problemáticas surgidas a raíz de confusiones debido a que con el mismo nombre funcionaban dos instituciones: el Seminario con jóvenes seminaristas con inquietudes vocacionales hacia la vida sacerdotal; por otro, el Seminario como Institución de Educación Oficial de Gestión privada donde pueden asistir alumnos que estén de acuerdo con los objetivos y respeten el Ideario Institucional.

Fue así, que a partir del año lectivo 2005 el Seminario se ha desdoblado, conservando el nombre de Seminario Menor Arquidiocesano “Nuestra Señora de Itatí”.

Para la tarea formadora de futuros sacerdotes y actividades pastorales eclesiales, y como Instituto Privado Católico “Nuestra Señora de Itatí” I.S.2, como Instituto de Educación Oficial de Gestión Privada de la Provincia de Corrientes.  

Gracias al aporte del cuerpo docente y de profesionales que trabajaron desinteresadamente juntando material para la elaboración del Ideario Institucional no acabado aún pues se halla en proceso. Sabiendo que captar dicho espíritu Institucional no resultó tarea fácil ya que contamos con un Seminario y un Instituto que comparten tanto la infraestructura como la educación en su formación.

Consultando documentos de la conferencia Episcopal Argentina y gracias al aporte de una carta de monseñor Francisco Javier Errazuris, cardenal Arzobispo de Santiago, presidente del CELAM, datada 8 de septiembre de 2005, iluminó nuestras mentes pudiendo así plasmar el lema que nuclear ambas instituciones Seminario menor Arquidicesano “Nuestra Señora de Itatí” e Instituto Privado Católico “Nuestra Señora de Itatí” I.S.-2.

Dicha carta del Presidente del CELAM era una presentación de lo que sería la V conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe que debía llevarse a cabo en Aparecida, Brasil, del 13 al 31 de mayo de 2007.

El cuerpo docente y directivo releyendo el material recopilado en el año 2006 ponen como lema de la Institución: “…Hagan todo lo que Él les diga…” (Jn 2, 5).

Tomando el tema de Discípulo y Misionero.

La presencia de alumnos procedentes del Cichero, barrio humilde de pescadores es un dato más que nos ayuda a que Nuestra Señora de Aparecida nos dio una mano más para captar el espíritu de nuestra casa, ya que en su historia figuran los pescadores que en 1717 encontraron enredada en sus redes la figura de Nuestra Señora de la Concepción y al tirar, nuevamente, la red al agua encontraron la cabeza que le faltaba a la imagen.

Los peces que capturaron fueron tantos que casi no podían llegar hasta el puerto, debido al número y al tamaño de los mismos.

En estos años los milagros siguen ocurriendo ya que no sólo el Seminario Menor envía como lo venía haciendo hace muchos años seminaristas al Seminario Mayor y a otros seminario y Órdenes Religiosas, sino que hoy la Virgen de Itatí nos regala el envío de alumnos formados en este Instituto y que han compartido con seminaristas menores sus estudios.

Como decía San Pablo, “…lo que da vida a la Palabra es el Espíritu…” ()

Los principios que ayudaron a la Comunidad Educativa a trabajar en el reglamento orgánico son los siguientes:

a)      Nuestro Señor Jesucristo, rostro de la Misericordia del Padre, que nos alienta en la inserción en el Proyecto de Dios – EL REINO DE LOS CIELOS- para que acojamos comunitariamente este don a mano llena.

b)      La Virgen María, como modelo de mujer, madre y cristiana en su actitud de escucha, disponibilidad, servicio y entrega a la Voluntad de Dios.

c)      La Iglesia de Jesucristo, representada en sus legítimos pastores – el Papa, Benedicto XVI, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Corrientes, monseñor domingo Salvador Castagan, los presbíteros y diáconos- y el pueblo fiel; como espacio para continuar la formación en los valores y principios evangélicos, como así también en las Virtudes Teologales y Cardinales propuestas por ella. Debemos aclarar que la mención del emérito de Corrientes se debe a que fue durante su gestión en la que depositó su confianza en la autoridad que lo representa en dicha institución que el Rector se vio en la necesidad de plantear el tema de reglamentar las actividades educativas al cuerpo docente; y esta tarea recién es plasmada y presentada al nuevo Arzobispo de Corrientes. Mons. Andrés Stanovnik, después de haber sido trabajada durante estos años por las distintas jefaturas departamentales.

d)      La Persona, aceptada en su Misterio y respetada en su Dignidad mediante el esfuerzo consciente y responsable de una formación integra.

e)      La Ley Federal de Educación, como norma esencial para alcanzar los objetivos que, como sociedad en su conjunto, nos proponemos en la formación de las personas. 

Cabe aclarar que nos queda una tarea pendiente (por eso hablamos de proceso) en el traspaso de la Ley Federal a la Ley de Educación Nacional N° 26206/06 aprobada el 14 de diciembre de 2006.

Estos principios nos convocan a la meta institucional y a sus objetivos específicos sin dejarnos de preguntar si pueden convivir juntas estas dos realidades en el mismo marco institucional (seminario-instituto) a pesar de las diversas tendencias que se tuvo que combatir la respuesta es si lugar a dudas un SI.

 

derechos reservados
guia eclesiastica prensa   organismos calendario links
complot